Menu

La rebelión de la chusma: EEUU en manos de la barbarie /por agenciafebus

La rebelión de la chusma: EEUU en manos de la barbarie /por agenciafebus

Por: /Luis Anchondo, corresponsal en El Paso, Texas.

Desde la muerte de George Floyd el país ya no es definitivamente el mismo. Si pensábamos que el Coronavirus iba a cambiarlo todo no esperábamos lo que se vendría un par de meses después ya que si la nueva normalidad era el confinamiento y el empezar a salir de casa para llevar "una vida normal" practicando la distancia social con el uso de mascarillas, ahora la nueva normalidad es el vandalismo disfrazado de protesta o los constantes insultos a la policía por parte de una sociedad enardecida y manipulada. Dicha colectividad ha adquirido tanto poder que hasta está mangoneando a los jueces de la Suprema Corte empujándolos a la extrema izquierda en referencia a temas de migración y homosexualidad. Y es que si ahora nos tenemos que arrodillar frente a un negro, no me sorprendería que en unos días lo tengamos que hacer frente a un homosexual, una lesbiana o ante un indocumentado.

No es que yo sea racista ni homofóbico, suelo respetar de la misma manera a las personas independientemente de su raza o sus preferencias sexuales las cuales no me interesan en lo absoluto y por lo tanto me opongo a rendirle pleitesía a un grupo de individuos por ser negros u homosexuales ya que eso implicaría una falta de respeto por parte de ellos hacia mi persona. Jamás he recibido un trato especial por parte de un grupo minoritario o yo los he tratado de manera distinta debido a las etiquetas estúpidas con las que se autodenominan. Todos somos simplemente personas y por lo tanto todos merecemos el mismo respeto. Mi libertad termina donde empieza la libertad del otro.  

La discriminación que han sufrido las minorías antes mencionadas en pleno siglo XXI es mínima aunque los medios de comunicación liberales estén empeñados en lo contrario; se los dice un hispano con casi veinte años viviendo en este país que bien pudiera estar quejándose de la "discriminación" hacia los latinos y al contrario gracias a las oportunidades que brinda, o que brindaba EEUU sin importar si eras negro, latino o gay, pude hacer una carrera, tener un trabajo estable y vivir cómodamente en una sociedad segura gracias a los magníficos cuerpos de policía con los que cuenta el país, o contaba, ya que no sé si para cuando estas líneas se publiquen aún seguirán existiendo en Estados Unidos los defensores del orden público.    

¿Suena muy exagerado mi último comentario? Quizás sí pero es que los grupos que actualmente están promoviendo y llevando a cabo la desestabilización del país por medio de actos vandálicos han adquirido tanto poder que la desaparición de los cuerpos de policía cada vez parece más una realidad que una simple fantasía. Cuando digo que han obtenido poder no me refiero a poder de convocatoria y convencimiento, que si bien son importantes no se comparan al verdadero poder que todo grupo de rebeldes necesita para cometer sus fechorías y levantarse en armas, el poder económico. Organizaciones que proponen que la policía deje de recibir fondos gubernamentales como la llamada Reclaim the Block cuenta ya con más de diez millones de dólares recaudados desde el asesinato de George Floyd. Otras organizaciones como la ya famosa y trillada Black Lives Matter ni se diga los millones que posee, sólo en un día, el llamado Blackout Tuesday, recaudó 10 millones de dólares. No dudo que sus cifras anden ya por los millardos de dólares. Otra organización de nombre Act Blue que apoya reformas del partido demócrata ha recaudado 250 millones de dólares para presionar a su marioneta Biden de retirarle fondos a la policía. Es tanta la presión de estos grupos que el ayuntamiento de Nueva York ya está considerando el retiro de mil millones de dólares a la policía. 

Son realmente alarmante las cifras monetarias que las organizaciones que apoyan a estos delincuentes han recaudado en las últimas semanas las cuales predicen en manos de quién quedará el país si es que Trump no gana las elecciones en noviembre, la única persona capaz de poner orden en Estados Unidos a diferencia de Sleepy Joe quien sólo será un títere de la extrema izquierda mientras la barbarie se sigue apoderando del país para terminar de arruinarlo como es el caso actual. Si apenas en un par de semana se han cometido un sinfín de actos vandálicos, imagínense lo que pasaría en los próximos cuatro años de la presidencia de Joe Biden, digo cuatro ya que a su edad no creo que sobreviva hasta las próximas elecciones del 2024 para reelegirse aunque nunca se sabe, quizás sería el primer presidente electo de los Estados Unidos con Alzheimer agudo, algo que sin duda alguna sería muy progre y pondríamos como ejemplo al mundo que aquí somos tan "liberales" que no discriminamos a nadie, ni siquiera a inválidos mentales para que sean presidentes. Eso sí, no se te ocurra hablar mal de un negro, de un inmigrante o de un homosexual porque nuestro liberalismo te hará pedazos.

No sólo existen organizaciones que han recaudado grandes sumas de dinero para presionar al gobierno en cuestiones de quitarle fondos a los cuerpos de policía; sino que ahora existen también varias organizaciones no gubernamentales que cuentan con millones de dólares para pagar las fianzas de los "manifestantes", es decir de los vándalos, si es que son atrapados por la policía. Proporciono algunos nombres y cifras: National Bail Fund Network 75 millones de dólares recaudados en las últimas semanas, The Bail Project 15 millones, Brooklyn Bail Fund 1.8 millones, Philadelphia Bail Fund 2.4 millones, Minnesota Freedom Fund 30 millones destinados a pagar fianzas, entre muchas otras. 

Esto quiere decir que si yo en estos momentos en vez de estar escribiendo estas líneas decido ir a destruir los letreros que dan noticia del camino de Juan de Oñate por Texas y Nuevo México, el cual he recorrido varias en motocicleta, podría hacerlo tranquilamente ya que si me detiene la policía puedo abogar en mi defensa que Oñate fue un segregacionista diabólico que con sus propias manos asesinó a millones de indios.

Dicho alegato me haría acreedor a una fianza proveniente de alguna de las organizaciones antes mencionadas y salir libremente de la prisión para ahora irme a pintarrajear la que quizás sea la estatua ecuestre de Juan de Oñate más grande del mundo la cual se encuentra precisamente aquí en El Paso, Texas. Obviamente jamás haría algo así, en primera porque no soy un vándalo y en segunda porque mis respetos van hacia Juan de Oñate, Cristóbal Colón, Hernán Cortés y todas aquellas figuras históricas que fueron piezas claves en la creación de la gran raza a la que pertenezco, la raza mestiza, así como mis respetos van a todas aquellas magníficas culturas precolombinas de las cuales he heredado una riqueza cultural enorme como todo mexicano aunque radicado en los Estados Unidos.     

Tiempos difíciles nos esperan de aquí a noviembre que sepamos si tendremos a alguien que pondrá orden al caos en el que vivimos y salvará al país o a un títere que dejará que la extrema izquierda se apodere de Estados Unidos convirtiéndose éste en un simple recuerdo del gran país que fue, símbolo de lo que debió haber sido todo el continente americano y nunca lo logró. Por lo pronto Biden a escoger una candidata negra a la vicepresidencia siendo esta quizás su principal jugada para tratar de afianzar su victoria en noviembre y Trump a no bajar la guardia; aún existimos millones de ciudadanos estadounidenses con sentido común, es decir, con sentido de respeto, prosperidad, orden y paz.   

Postdata- Para como están actualmente las cosas en este país me amparo en la primera enmienda de la Constitución de los Estados Unidos en referencia a mis derechos de libertad de expresión en lo expuesto en este artículo por si surgiese alguna represión de índole personal o laboral a raíz de mi escrito. Lets Make America Great Again. 

La rebelión de la chusma: EEUU en manos de la barbarie

por agenciafebus
volver arriba