Menu

Escraches en casas de ministros, denuncias en los juzgados...

Escraches en casas de ministros, denuncias en los juzgados...

 De  El Diario.es

Escraches en casas de ministros, denuncias en los juzgados a los científicos que están luchando en primera línea contra el virus, ni agua al Gobierno en el Congreso... El país se enfrenta dividido a la peor pandemia del último siglo, que ya se ha llevado por delante a 30.000 personas y con unas consecuencias económicas imprevisibles. Las derechas de PP y Vox atizan a la coalición de la mañana a la noche y solo Inés Arrimadas desde Ciudadanos ha concedido partir el esquema de bloques alineándose con el Ejecutivo en algunas votaciones decisivas para el mantenimiento del Estado de Alarma. España necesitará unos presupuestos y una mínima estabilidad para afrontar lo que viene, el Gobierno de Sánchez tiene un apoyo parlamentario frágil y la oposición no quiere desperdiciar la oportunidad de hacerlo caer. El clima se ha vuelto irrespirable en la calle, en las redes sociales y de manera especial en las instituciones. 

Vox no ha disimulado nunca. El partido de Abascal avisó desde el minuto 1 de la legislatura: no iba a dar tregua a un gobierno que califica como ilegítimo y llama dictadura socialcomunista. Con el estallido de la pandemia, la extrema derecha ha visto la oportunidad de agitar la calle, las redes sociales, las instituciones y hasta los tribunales contra el Gobierno de Pedro Sánchez, a quien ahora añaden nuevos calificativos: plañidera sinvergüenza, meme neormarxista; Pedro, el sepulturero, entre otros graves insultos.

Xa los científicos que están luchando en primera línea contra el virus, ni agua al Gobierno en el Congreso... El país se enfrenta dividido a la peor pandemia del último siglo, que ya se ha llevado por delante a 30.000 personas y con unas consecuencias económicas imprevisibles. Las derechas de PP y Vox atizan a la coalición de la mañana a la noche y solo Inés Arrimadas desde Ciudadanos ha concedido partir el esquema de bloques alineándose con el Ejecutivo en algunas votaciones decisivas para el mantenimiento del Estado de Alarma. España necesitará unos presupuestos y una mínima estabilidad para afrontar lo que viene, el Gobierno de Sánchez tiene un apoyo parlamentario frágil y la oposición no quiere desperdiciar la oportunidad de hacerlo caer. El clima se ha vuelto irrespirable en la calle, en las redes sociales y de manera especial en las instituciones. 

Vox no ha disimulado nunca. El partido de Abascal avisó desde el minuto 1 de la legislatura: no iba a dar tregua a un gobierno que califica como ilegítimo y llama dictadura socialcomunista. Con el estallido de la pandemia, la extrema derecha ha visto la oportunidad de agitar la calle, las redes sociales, las instituciones y hasta los tribunales contra el Gobierno de Pedro Sánchez, a quien ahora añaden nuevos calificativos: plañidera sinvergüenza, meme neormarxista; Pedro, el sepulturero, entre otros graves insultos.

volver arriba