Menu

EL VALOR DE LA AMISTAD

Amigos Amigos GOOGLE

/PURI

La amistad es algo muy importante en nuestras vidas, el que presume de tener amigos tiene un gran tesoro, porque estos nos aportan grandes valores  y aprendemos mucho de tener unas relaciones sinceras y verdaderas con los demás.

Dicen que los amigos son la familia que nosotros mismo elegimos.

Se van haciendo a lo largo de la vida compartiendo tiempo, cosas, aficiones y experiencias, con escucha, paciencia y generando   confianza el uno en el otro.

Y se sabe que siempre en una relación quien da más es más feliz que quien recibe.

Es así como debemos amar y hacer amistades sacrificándonos con tanta naturalidad, con tal elegancia y tal discreción, que los demás ni siquiera puedan agradecernos el servicio que les prestamos.

La primera pregunta que me hago para profundizar en este tema es ¿qué es lo que hace que sea tan importante  la amistad?

Pienso que viene de la necesidad que tiene innata el ser humano de ser querido, apreciado y aceptado tal como es, a veces en las relaciones de pareja y con los hijos y  la familia no se cubren quizás todas estas necesidades y hacen faltas amistades para poder sentir que de forma plena nos complementamos con los demás en nuestras relaciones.

Hablamos de amistades verdaderas donde no hay manipulación ni deseo de cambiar al otro, ni egoísmo, y sobre todo hay respeto y aceptación de cada uno como es, con sus cosas buenas y malas.

El amigo es siempre alguien que está ahí de nuestra parte y sin reservas.

Hoy día tenemos muchos contactos y conocidos pero se padecen muchas soledades, porque la buena amistad nos falta y nos sentimos como almas solitarias.

La segunda pregunta que hago es en qué se sostiene una buena amistad.

Mi reflexión me lleva a creer que tiene que basarse en valores como la escucha, la honestidad, la paciencia,  la tolerancia, el compromiso, el amor, la justicia, respeto, debe ser algo reciproco,  si se  crea sobre estos cimientos será para siempre y no habrá poder sobre la tierra que la rompa.

Sin embargo la  amistad por conveniencia, interés o alguna forma de poder, no se sostiene y morirá rápidamente.

Aristóteles decía que si se basa en la virtud, merece ese nombre sino, no.

Hay que respetar el derecho a volar y crecer y entender que cuando nos conocemos en nuestra viaje por la vida no fue por el azar, sino  para tener la oportunidad  de aprender juntos.

La última pregunta, es si se debe cuidar y proteger la amistad, y todos los autores  que han escrito sobre este tema coinciden en que sí, hay  que alimentarla y también dicen que no podemos tener demasiados amigos, porque entonces no serías amigo de ninguno.

Es importante saber elegir bien las amistades, no discriminar a nadie por su imagen, mas bien fijarnos en su carácter. Nos pueden aportar lo necesario para nuestro crecimiento como personas y serían  ideales  y beneficiosas.

La amistad tiene un efecto sanador en un mundo tan lleno de zancadillas y desencuentros y lo que más nos llena de satisfacción no es la ayuda que nos puedan prestar, sino  la seguridad de saber que están ahí siempre.

Si alguien te quisiera  lastimar, en esa misma medida se lastima así mismo, y el problema es de él y no tuyo.

El jefe de siquiatría de  la Universidad de Stanford, dijo una vez en una conferencia hace tiempo, que una de las mejores cosas que podemos hacer por nuestra  salud, es cultivar la relación con los amigos.

Al tener una forma diferente de relacionarnos incluyendo los sentimientos, esto nos facilita que podamos soportar el stress y las experiencias difíciles.

El decía que el tiempo que dedicamos a los amigos, nos ayuda a fabricar una sustancia llamada serotonina que sirve para combatir la depresión y nos produce sensación de bienestar.

Y  que es tan importante compartir con los amigos como ir al gimnasio.

Aunque nos dé la sensación de que perdemos el tiempo, y que podríamos aprovecharlo  de forma mas productiva, dijo que si no creamos relaciones personales de calidad, no tendremos salud plena.

Muy importante es también respetar el limite donde cada cual quiera llegar en esa relación de compartir, porque podemos tener amigos que necesiten estar constantemente  compartiendo  tiempo y espacio, pero otros  no, y esto no quiere decir que  sean ni mejores ni peores, solo  entender que cada cual tiene su manera de ser.

Si estamos en esta línea de actuación, seguramente no andaremos muy mal en nuestras relaciones personales.

volver arriba