Menu

Historia real de mi apodo

Historia real de mi apodo

/Juan el Chato

Claro, cuando nací, mi nariz era más pequeña, pero a medida que fue pasando el tiempo fue aumentando exageradamente. No como os ha pasado a ustedes que ha sido un aumento progresivo y normal.

De niño se reían de mí a mandíbula batiente, un vecino de apellido Santo, que tenía facilidad para la rima, un día me dice:

Tu nariz por calidad

y por su naturaleza

es símbolo de grandeza

cifra de la inmensidad,

Primero que tú Juanin

siempre sale de tu casa

y tan adelante pasa

que se pasa de nariz.

      Si esto me lo hubiese dicho cuando hubiese estado sólo, quizás no me hubiese molestado tanto, pero me lo dijo delante de varios amigos y vecinos.

Hay personas a las que les gusta reírse con los demás y, otras, a las cuales les gusta reírse de los demás.

 

      El exagerado tamaño de mi nariz me ha dado muchos dolores de cabeza, sobre todo de niño y muchacho, Pero cuando fueron pasando los años también me sumé al cachondeo.

volver arriba